martes, 13 de abril de 2010

Le sucedió a la amiga de una amiga (por BLONDA)


Mi último novio había sido Pablo. Él era de Capital y yo de Rosario, salimos casi 3 años pero cortamos por incompatibilidades irreconciliables y además porque ambos estábamos cansados de vivir arriba de un colectivo para vernos.

Conocí a Adolfo por medio de unos amigos de la facultad. Era alto, de pelo castaño y usaba unas camisitas color verde militar que me encantaban. Si me paraba al lado de él podía sentir que eramos casi una pareja perfecta. Sus ojos negros profundos contrastaban con los azules míos y su sonrisa era igual a la mía.

Una día, en el boliche al que íbamos los dos, me propuso salir una noche a comer unas pizzas y conocernos sin tanto bochinche. Me pareció encantadora la forma en la que me propuso salir: "No soporto tanta gente acumulada, los mataría a todos". Reí moviendo mi melena rubia y concreté una cita. Sábado 21.30 me tocaba el timbre.

El sábado me bañé, me encremé todo el cuerpo, me pinté las uñas, me maquillé, me sequé el pelo, me peiné, me vestí y me senté a esperarlo. Hacía muchísimo que no tenía una cita y me sentía algo oxidada, ya no recordaba lo que se hacía. Estaba tan acostumbrada a comprar un kilo de helados con los gustos que me gustaban a mi y Pablo y quedarnos acurrucados mirando una película.


21.31 sonó el timbre. Me gustan los chicos puntuales:

Yo - Sí?

Adolfo - Sofi?

Yo - Ahí bajo Adolfo!


Cuando dejé el portero en su base largué un gritito de emoción, me puse gloss en los labios y salí. Estaba fulminante.


Adolfo me llevó a una pizzeria del centro y me vino a buscarme en el auto de su papá. Me explico que prefería no tomar alcohol y venir en auto que salir, beber y tener que volver en taxi: "no me caen bien los tacheros", explicó.


Pedimos unas gaseosas y una picada completa para empezar. Estaba muy intrigada sobre Adolfo, era físicamente perfecto, si era así de interesante por dentro ya había conseguido mi próximo novio:


Yo - Y, contame, qué estudias?

Adolfo - Cs Políticas



Yo - Ay que copado! Yo hice un año y después me pasé a trabajo social. Que raro que nunca te crucé!


Adolfo - Pasa que voy a la noche bien tarde cosa de no cruzarme a ningún hippie mugriento.


Yo - Claro...


Adolfo - Trabajo Social? Pero...tocas pobres? jajaja


Yo - Cómo?


Adolfo - Nada nada.


Yo - Y...te gusta la política?


Adolfo - Sí, me encanta. Es más, quisiera militar en algún partido político, pero no me identifico con ninguno.


Yo - Ah! te re interesa entonces! Con ninguno ninguno?


Adolfo - Y no...pasa que yo tengo una ideología muy diferente al resto y poco comprendida por la sociedad.


Yo - Sí?...Cuál?...


Adolfo - Y, yo me re identifico con las ideas de ultra derecha.

Yo - Jajaja...me estas jodiendo!


Adolfo - No...en serio. Yo creo que el fascismo es la solución a todos nuestros problemas.


Yo - Pero te informaste bien sobre el tema?


Adolfo - Algo..estuve leyendo a Mussolini y Mi Lucha y ahora iba a empezar con Shmitt


Yo - Mirá Alfie, te tengo que decir que no coincido para vos en absoluto...


Adolfo - Me suele suceder...


Yo - ...es más, creo que es terrible lo que decís...


Justo en ese momento llegó la pizza. Se me revolvió el estómago y quise escupir el jamón serrano y el queso grouchet. Mucho menos quería comer la pizza y seguir sentada ahí con Mr Facho.

Incómodamente comencé a comer esperando que Adolfo cambiara de tema y de alguna forma pudiera pasar la siguiente hora y luego salir huyendo pero no pronunció palabra. Comió y comió mientras mascullaba insultos racistas a un estudiante de intercambio de África que había en la mesa continua. No lo soporté y cuando ya estaba a punto de desmayarme dije:



Yo - Mirá Adolfo, yo te re agradezco la cena, la salida y tu compañía, pero realmente creo que esto entre vos y yo no va a funcionar si...pensamos...tan opuesto.


Adolfo, mientras seguía ingiriendo pizza - Coincido


Yo - Bueno mirá, yo me voy ahora.

Agarré mi cartera y Adolfo se paró a la par mía con una pedazo de morrón colgándole del labio.

Yo - No, no te molestes. Me voy sola, seguro que consigo algún taxi afuera! Seguí comiendo que tiene una piiintaaaaa MMMM!


Adolfo me miraba sorprendido y con un gesto de resignación y alegría se volvió a sentar.
Me acerqué y le dí un beso muy superficial en el cachete y comencé a alejarme cuando escuché que me decía:

Adolfo - Y yo que cuando te conocí te vi perfecta para mi.



Blonda copó el blog

PD: se acuerdan de esos cortos de Cartoon Network? Regresión a la infancia!

16 comentarios:

Pura Suerte dijo...

¿Cómo? ¿El chabón no era de ALDE?

Y es Ciencia Política, así, en singular.

Blonda dijo...

loco! no vengas a corregir eh! comenta bonito!

herr professor dijo...

lo mismo pense yo, es en singular.

esta bueno el texo, pero das para más.
perdone mi sinceridad.
ahora si es una historia posta real... esta buenisimo jajaj.

quiero un amigo facho. debe ser divertido.

adioo

Barbi Corazón dijo...

a mi me encantooo blondaaaaaaaaa!!! pasa q los amargos estos no estuvieron hoy con nosotras y se rieron de nuestros chistes del facho xq esta SI ES UNA HISTORIA REAL! jajajaja
muuuy buenooo me reii muchooo! =)

hp dijo...

perdon, lo de amargo esta de mas, si no me gusta, no me gusta.

esto se supone que lo lee gente que no estaba ahi.

he dicho.

MAV dijo...

interesante, pero no a la altura de otras cosas que te leí ("la ganadora de premios").
A mí me parece que Adolfito es uno en un millón, gente con sus ideas no suele ser tan honesta para expresarlas como él, sino que las ocultan bajo eufemismos, desidias, con silencios culpables y pequeños gestos de la vida cotidiana... Esa claridad de intenciones que tiene Adolfo es algo que deberíamos desear en nuestros enemigos, lamentablemente se da muy poco: el lobo viste casi siempre la piel del cordero.
Y la verdad que un facho a la antigua en la Argentina actual es un anacronismo digno de compasión. Creo que son mucho más temibles los que ven en los millonarios Macri, De Narvaez (y tinelli), a los "salvadores" de nuestro país.

pd: yo miraba estos dibujitos de cartoon network. me acuerdo la extrañeza que me provocaban, sus historias eran muy macabras, muy diferentes a la programación habitual de cn. Me encantaban.

BC dijo...

Nada mas voy a volver a decir que esta buenisiiiiiiiiiimo Blondaa!!

=)


P.d: Muy productivo el comentario de MAV, como siempree! (Y)

Blonda dijo...

esperaba un comentario más productivo por parte de PS.

Ey ya llegué a mi tope, ya se que nada superará la biografía y la ganadora de concursos.

El cuento no es de alta calidad, pero como dijo Jere, es más interesante porque es real!

Gracias Barbu, como siempre. Y Gracias MAV por aportar comentarios tan productivos =)

Pura Suerte dijo...

Emm, sí, primero que nada: no entiendo por qué la necesidad de que todos los textos que se publican sean sublimes, marquen un antes y un después en nuestras vidas, o nos hagan cagar de risa y escupir moco por la nariz hasta que nos duela la cara. Todos acá sabemos que Blonda escribe de puta madre, tendrá escritos que nos gusten más, otros menos, en fin.
Que Ciencia Política es un criadero de fachos y futuros garcas, todos lo sabemos también.
Pooor otra parte, temo que no voy a coincidir con mav. O sí. No sé (?). La gente que adhería al fascismo u otras formas de regímenes autoritarios en el pasado ahora casi no existe, son marginales como Adolfito. Porque entre otras cosas, esa forma de fascismo ya no es viable para los poderosos. Por eso creo que si fuera Adolfito no tendría demasiados problemas en asumirme como Hitleriano... ¿Quién me podría tomar en serio?.
Hoy somos muchísimos más pasivos, no hacen falta totalitarismos que nos impongan estilos de vida o formas de pensar, para eso está la tele, las publicidades, feisbuc, etcétera.
Los Macri, De Narváez y demases engendros hoy son posibles simplemente porque venden bien, más allá de los intereses que tengan detrás suyo.

Ahora, Gala si querés comentarios productivos agarremos laburo como albañiles.
O hagámonos blogueros kirchneristas, así nos pagan por escribir :P

Pura Suerte dijo...

Acabo de releer el comentario de MAV y el mío, y no estamos taaan en desacuerdo.
Son formas distintas de dominación, aunque los intereses sean los mismos.
"No es lo mismo, pero es igual" decía Silvio Rodríguez.

Exijo no ser tomado en serio. Tengo hambre y sueño.

herr professor dijo...

si, citando masomenos a mi amigo foucault, ese totalitarimsmo del Gran Hermano, siempre presente, ya no es necesario, no solo no es necesario sino que es molesta la actividad de vigilar todo el tiempo... como bien dijo PS hoy, en la modernidad liquida, esa tarea de vigilar y castigar la cumplen mejor las organizaciones, la tv, las modas y los diarios... Hoy, no es necesario vigilar todo el tiempo, como dice mi ooootro amigo Bauman... hoy los que tienen el poder son desconocidos, van de un lado a otro, no necesitan asentarse en un lugar para desde alli vigilar, se cambio lo de la mirada panoptica que requeria constante viligancia... hoy hay subalternos y aparatos que cumplen bien esa funcion, mientras el poderoso vaga por los aires... en unos minuitos viaja de parís a ciudad del cabo... es un capitalista nómade...

Pura Suerte dijo...

Che, ¿soy el único que luego de hacer ese comentario fue drogado, secuestrado y llevado a una isla perversa?
-Nos vemos en la isla...
-Síii, la iislaaaaa...

Odios Normales dijo...

Qué lindo tener un novio como Adolfito (?).
Hablando en serio, conozco gente que dice seguir la ideología de Hitler, pero la mayoría son pseudo darkis industriales pobres y medio gronchos que les gustan los trajecitos militares y las swástikas (¿Cómo mierda van a ser fachos si son casi negros y son de clase baja?)

Pura Suerte dijo...

Es lo mismo que nosotros que nos decimos zurditos y somos arios de clase alta (?)

Anónimo dijo...

y si, los fachos son tan asquerosos como los zurdos y visceversa

Pura Suerte dijo...

Clah, somos fachos a mano cambiada