miércoles, 22 de septiembre de 2010

Adidas redobla la apuesta


En respuesta a la épica campaña que Nike planea llevar a cabo - recordemos su eslogan: "La vida por unas Nikes" (Click aquí para desorientados) -, Adidas no quiere perder terreno en el todopoderoso mercado y su encarnizada (o carnicera) lucha, y ya adelanta su nuevo ataque. Esta vez el lema es "Adidas hasta en la muerte" (Adidas till in the death). Y para no ser menos que su eterno contrincante, aquí también el mensaje es literal.
La campaña se trata, básicamente, de inscribir el logo de Adidas en la lápida de los infelices que descansan bajo el metro ochenta. Pero eso no es todo, la marca deportiva también tiene la intención de patrocinar la vida de los muertos, inscribir sus lemas en el epitafio de los que ya no respiran. "Así, por ejemplo, el epitafio de uno diría: Alfredo Gomez, padre de 17 criaturas IMPOSSIBLE IS NOTHING" Dijo Adalberto Dasler (Adi Dasler -> Adi Das -> Adidas), en reportaje exclusivo a Noti'n Teresa.
Y no todo termina allí, la intención de la multinacional es que en el velatorio, todos estén con indumentaria Adidas: "Queremos copar todas las paradas, no dejar nada sin cubrir. Que la viuda tenga el luto, negro correspondiente, pero Adidas, que la sala velatoria en vez de flores y toda esa bosta, tenga la cara de Messi, videos de fútbol, a Beckham en pelotas, etcétera...Todo Adidas, incluso queremos que el fiambre lleve unas buenas zapatillas Adidas con muchos resortes".
Como buen visionario, Adi anticipó que no va a ser fácil convencer a todos los muertos de que auspicien su vida recién terminada, "Más que nada por eso, porque están muertos", resumió el empresario, pero rápidamente encontró la solución: "No podemos patrocinar a los cachetazos el funeral de cualquier perejil, y como el tipo va a estar finiquitado, tenemos que arreglar con las familias". Al preguntarle por el previsible problema de que muchas familias no van a querer vender a sus muertos a la marca, Adi nos responde: "Es obvio que por más que nos fagocitemos al 95% de los infelices que habitan este planeta, siempre están los idealistas que no se venden, gente que piensa, gente crítica, gente peligrosa. Pero no seríamos la empresa global que somos si no encontráramos una salida, y es encarar a las familias que odien al hijo de puta que se acaba de morir, y mirá que hijos de puta sobran... clientes no nos van a faltar".
La idea de Adidas es empezar a hacer funcionar la campaña en una pequeña ciudad, usarla de conejillo de indias, y, si resulta, avanzar por todo el globo en su admirable tarea de expandir la marca hacia cada centímetro cúbico de alma que quede. Y esa ciudad se encuentra nada más y nada menos que en nuestro país, hablamos de la ciudad bonaerense de Olavarría. ¿Porqué se eligió a la Argentina? Adi no supo o no quiso responder, pero quien sí pudo hacerlo es el intendente de la misma ciudad, Alberto "Chacho" Garcaldi: "Lo que tiene la Argentina es que es un paisucho de cuarta, bananero y subdesarrollado en el que podés hacer cualquier moco y la vas a sacar barata. Pero al mismo tiempo tiene aspiraciones de primer mundo y una falsa conciencia europea, por eso cerró en un lugar perfecto".
Garcaldi desmintió que, como parte de la campaña, Adidas vaya a poner su nombre al cementerio, ni mucho menos a la ciudad, como se rumoreaba. "Hay cosas que van más allá del mercado, se equivocan si creen que con dinero pueden comprarlo todo. Acá hay un sentimiento de nacionalidad, hay conciencia, hay moral, orgullo de ser argentinos y olavarrienses, y eso es lo que nuestra política va a defender siempre", dijo, el intendente, al borde de las lágrimas. Lo cierto es que, terminada la entrevista, y apagados los cassettes, Garcaldi se sinceró: "La verdad es que la guita que pusieron alcanza para la prueba de campo que quieren hacer, nada más... Si quieren ponerle el nombre a la ciudad, al cementerio o lo que quieran, se van a tener que jugar más". Y profundizó (o se hundió más): "Acá, si me ponen lo suficiente, me tatúo la cara del yosapa ese de las hamburguesas en las pelotas" dijo el septuagenario intendente, en alusión a Ronald Mc Donald, mientras se sacudía enérgicamente su miembro viril, y nuestra reportera temía que intente mostrárselo.

9 comentarios:

Herr Professor dijo...

A pedido de mi gran público, este inmediato posteo, como no acostumbro a hacer con tanta periodicidad.

PD: observar como Ronald Mc donald y el falo siempre terminan uniéndose

El Gaucho Santillán dijo...

Esto es esclarecedor.

Ademàs, ahora entiendo por què, siempre he sentido tal necesidad de practicar tiro al blanco con el "Ronald", ademàs de las "empanadas bailarinas".

Conmigo, los de la campaña van muertos.

Yo compro "Adidas" y "Nike", en Paraguay, a 40 mangos.

Y son igualitas!!!

Un abrazo.

hp dijo...

las que van son las alpargatas de abuelo.-

juliju dijo...

en mi opinion no es una buena forma de promover la marca, porque despues cada vez que vean algo de adidas se van a acordar de su fliar/amigo/compañero/etc. y no lo van a querer comprar...

Pura Suerte dijo...

O capaz que sí, porque van a querer que su ser querido los acompañe a todos lados, como una especie de amuleto.
No se... me parece que Nike lleva las de ganar.

hp dijo...

como siempre aguante nike! (?)

Pura Suerte dijo...

Adidas digitales,
Pepsi inyectable y dame más
dame más!

juliju dijo...

ahhh puede ser. Habria que hacer una encuesta para ver cual es la reaccion mas comun

Victor dijo...

esperando nuevos posts!